María Fernández Mellizo-Soto, directora del Observatorio del Estudiante, participó como ponente este año en el seminario «Quo Vadis Europa? VI ¿Hacia una nueva primavera en Europa?» de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, que tuvo lugar entre los días 27 y 31 de agosto de este año. En este evento se pusieron sobre la mesa los principales retos a los que se enfrenta Europa, por lo que no podía faltar la presentación de la problemática europea en el ámbito educativo y de ello trató la ponencia de nuestra directora: «Éxitos y fracasos de las políticas educativas en la EU».

La Estrategia Europa 2020 es la agenda para lograr un crecimiento inteligente sostenible e integrador en la economía europea y para ello establece objetivos en cinco ámbitos principales: empleo, investigación y desarrollo, cambio climático y energía, educación y pobreza y exclusión social. María Fernández explica en su ponencia el papel de la educación  y su desarrollo, analizando uno por uno los seis campos de actuación propuestos en materia educativa:

  1. Abandono prematuro de la educación
  2. Titulados de educación superior
  3. Participación en educación infantil
  4. Bajas competencias educativas
  5. Empleo de titulados
  6. Educación de adultos

María Fernández también señala las limitaciones que los objetivos europeos tenían para mejorar las deficiencias del sistema educativo, ya que se fomenta una orientación de carácter económico, mientras que «faltan indicadores que reflejen la desigualdad educativa y otros aspectos más artísticos o humanísticos» (Fernández, 2018). Entre las limitaciones más importantes, destaca las siguientes:

  1. Se pasa por alto que la contribución al crecimiento económico es diferente en función de la rama educativa
  2. Predominio de un enfoque económico sobre otras cuestiones
  3. Se ignoran desigualdades intrínsecas en la sociedad
  4. Se refuerzan desigualdades ya existentes
  5. Limitación de recursos derivado de la crisis económica y su impacto diferencial entre países

Por último, María Fernández aporta una valoración del sector educativo de las diferentes agrupaciones de países europeos en base a los objetivos de Europa 2020 y otros indicadores más apropiados para medir las posibles desigualdades por género, clase o país de origen. Los países que obtienen mejores indicadores a nivel general son los países escandinavos, mientras que los del sur se sitúan a la cola. Es destacable la pésima valoración que obtienen los países del este y del sur en aspectos destacados por la Estrategia Europa 2020: abandono temprano de la educación y empleo en el caso de los países del sur y bajas competencias educativas y educación en adultos en el caso de los países del este.

En definitiva, la ponencia de nuestra directora reveló la necesidad de incluir una esfera social a los objetivos propuestos desde Europa 2020 para mejorar el sistema educativo comunitario y desde el Observatorio del Estudiante trabajamos para que estas cuestiones sean tenidas en cuenta dentro de la Universidad Complutense de Madrid.